¡Daños que produce la masturbación femenina y tú ni en cuenta!

Claro que la masturbación femenina trae consigo beneficios a la vida sexual; sin embargo, cuando es habitualmente, en exceso o con vibrador puede traer consecuencias. Tanto físicamente como mentalmente los daños pueden ser pequeños, pero convertirse en algo grave. Toma nota, la masturbación en exceso es dañina tanto en hombres como en mujeres.

Irritación e inflamación

Frotar tu clítoris con tu dedo o mano en exceso y con demasiada fuerza puede provocar  irritación, inflamación y enrojecimiento. En caso de que utilices un vibrador, procura no excederte con los niveles de vibración y hacerlo cuidadosamente.

Infecciones vaginales

¿Te has lavado las manos antes de masturbarte? A diario tocas objetos, sobre todo en sitios públicos, que están plagados de miles de bacterias y gérmenes que transfieres si no te lavas las manos. Hay una probabilidad de contraer alguna enfermedad o un parásito si no te lavas bien. ¿Te imaginas introducirlo tú misma en tu zona vaginal? ¡No! Es preciso entonces que siempre laves tus manos y las desinfectes. Si utilizas un vibrador asegúrate de guárdalo en un lugar seguro donde no acumule polvo o bacterias y límpialo siempre antes y después de usarlo.

Desensibilizas el placer con tu pareja

Según el psiquiatra Frank Sommers, al darte placer en exceso con un vibrador durante la masturbación puede desensibilizar el orgasmo con tu pareja. El uso excesivo del vibrador puede crear un hábito en el sistema nervioso autónomo. Una persona no puede duplicar este tipo de estimulación, por lo que si no tienes pareja es posible que no sientas la misma excitación que al masturbarte.

 Te hace sentir culpable

Cuando en realidad no lo es, pero la sociedad se ha encargado de convertir la masturbación femenina en un tabú. Tal vez puede que te sientas satisfecha y llena de placer, pero cuando alguien lo descubre te hace sentir todo lo contrario. La masturbación es saludable tanto para hombres como para mujeres siempre que no se convierta en un hábito que te impida realizar tus actividades. Asegura tu privacidad y libérate de culpas.