Prenda nude como base de tus outfits

La forma más sencilla de crear cualquier outfit, es tomando de base una prenda nude. Con estos tonos, puedes combinar fácilmente cualquier otro color. Para que no te queden dudas de cómo hacerlo, te compartiré algunos de los consejos más eficaces. Toma nota y saca provecho de todas tus prendas.

Negro con nude

Es importante recalcar que las prendas nude tienen diferentes tonalidades. Unas más oscuras que otras. Sin embargo, la ventaja es que puedes elegir cada una de las tonalidades de acuerdo a la ocasión. Para los momentos formales, opta por llevar de base una prenda nude de tono oscuro. Complementa con prendas negras, para crear el equilibrio perfecto en tu atuendo. Procura llevar de manera equitativa ambos colores. Por ejemplo, si tu pantalón es nude, que la camisa o blusa sea negra. Los zapatos pueden ser negros y el bolso nude.

Una prenda negra jamás falla

En caso de que quieras lucir aún más elegante, opta por los tonos nude más claros (los que casi llegan al blanco). Para estos casos, los pantalones de vestir son tu mejor opción. Complementa con un blazer. Recuerda que los accesorios son muy importantes. Para el makeup, es mejor que elijas algo discreto, con tonos nude.

Mezcla de colores claros

Cuando necesitas un look más relajado, también puedes tomar como base una prenda nude. Atrévete y combina diferentes prendas claras para un outfit fresco. Estos atuendos resultan muy favorecedores en época de calor o cuando estás en la playa.

El secreto de llevar como base una prenda nude

Lo importante para que tu atuendo luzca, es que sepas combinar las prendas de acuerdo a tu tipo de cuerpo. También considera el evento para el que crearás tu outfit y listo. Con estos sencillos consejos, lograrás que cada cosa que te pongas, luzca al máximo y en cualquier momento.