Los errores más frecuentes en la educación de los hijos según los expertos

Si algo es cierto es que nadie te enseña a ser madre. La educación de los hijos, no es nada sencilla. Sin embargo, hay que prestar atención a algunas conductas que pueden afectar a los más pequeños en casa. Se aprende en el trayecto, pero no esté de más tener una guía. No te desesperes, todas cometemos errores en el camino. Es normal tener algunas manías que corregir. Estos son los errores más comunes en la educación de los hijos según un psicólogo infantil con más de 30 años de experiencia.

Tus hijos no tienen la culpa de tus emociones

Es cierto que debemos enseñarle a nuestros hijos que las emociones son algo normal y se deben expresar. No obstante, esto es muy diferente a tener a una mamá enojada, frustrada o deprimida en casa. Tener una mamá o papá disfuncional en casa es un grave problema para los más chiquitos en casa. No se vale desquitarse después de un mal día con los niños, así como tampoco se que sean víctimas de tus emociones. Aprende a mantener una buena inteligencia emocional, ya que al no tenerla estas afectando a tus hijos.

Pasarle el miedo a tus hijos con tu protección excesiva

El trabajo de una mamá no es solo el de proteger a su hijo, sino enseñarle a cuidarse a sí mismo. No existe lección más valiosa. Uno de los errores más comunes que cometen los padres es cuidar a sus hijos de los temores que existen en la mente de los adultos. Por ejemplo: la madre tiene frío y teme enfermarse, en consecuencia, cree que puede ocurrirle lo mismo a su hijo y le pone la chamarra. El niño no tiene frío ni necesita la prenda porque corre con los demás niños.

Otro típico ejemplo es el de los niños que se vuelven “inútiles” en el sentido de que les han metido tanto miedo, que son incapaces de hacer cosas por sí mismos. Ejemplo: Si bajas solo de la escalera te vas a caer. Enseñar con miedo a los niños es la peor enseñanza. Los inhabilitas en vez de darles armas para enfrentar y sobreponerse a los problemas de la vida cotidiana.

Dile “no” a la sobreprotección

Este es quizás el error más desastroso que puede cometer una mamá. Cuando haces algo por tus hijos que por edad o desarrollo ellos deberían hacer: tender su cama, cortarse las uñas. Cuidar en exceso a tus hijos puede crear a un adulto miedoso, con problemas de autoestima y de otro tipo. Tu hijo no necesita tanta protección, ser mamá o papá es un sinónimo de guía no se guardián eterno. Dejar que los niños se equivoquen, vivan y resuelvan los problemas que se producen en el día a día es la mejor forma de educarlos.

Usarlos de escudo o ptretexto

Dentro de la educación de los hijos debes evitar usarlos como moneda de cambio o usarlos de escudo. Me refiero a esas veces cuando le dices a tu pareja:”tu hijo quiere que pases más tiempo en casa”. Realmente el niño nunca te ha dicho tal cosa. Eres tú la que quiere que pase más tiempo en casa. No debes usar a tu hijo como un escudo o pretexto o justificación para hablar con tu pareja de lo que te molesta. Nadie dijo que la educación de los hijos iba a ser fácil; sin embargo, hay que separar el papá de madre del de esposa. Los problemas de pareja se hablan en pareja.

La educación de los hijos se lleva paso a paso. No te desesperes, es un campo nuevo que irás aprendiendo. Si te sientes perdida, busca ayuda. Hoy en día existen muchos buenos terapeutas, libros, podcast. La educación de tus hijos está solo en tus manos, procura darles lo mejor.