Está científicamente probado: los fantasmas existen

¿Cómo que los fantasmas existen? Muchas personas se han preguntado acerca de la existencia de estas “entidades” y otros aseguran haberlos visto. Otros se mantienen escépticos, pero lo cierto es que hay un nuevo estudio científico que asegura que los fantasmas sí existen. Aquí te cuento todo sobre el tema y el estudio que lo prueba.

¿Qué es un fantasma?

Empecemos por definir qué es un fantasma, aunque claro, es un concepto muy abstracto. Normalmente se dice que un fantasma es una entidad o espíritu con características humanas pero intangible. Estas apariciones son perceptibles a nuestros sentidos, a veces con los 5 sentidos y otras tantas, sólo escuchamos, olemos o vemos. Lo cierto es que a lo largo de la historia y en todas las culturas hay mil y un historias de fantasmas. Y piénsalo: ¿qué sería del cine de terror sin ellos?

Pongámonos serias

Tanto se habla de fantasmas que hay muchas investigaciones al respecto e incluso gente que se hace llamar cazafantasmas. Aunque el tema es tan complicado que muchas ya no creen en ello. Lo que no sabes es que hay un nuevo estudio realizado por científicos en la Universidad de Milán, Italia, que concluyó que los fantasmas sí existen. Lo creas o no, la fuente suena bastante confiable.

El estudio

Este estudio concluyó que todo viene durante el proceso de duelo después de haber perdido a un ser querido. Y lo que afirman es que 6 de cada 10 personas han visto u oído a un ser amado después de su muerte. Aunque la mayoría no lo cuenta por temor a que los tachen de locos.

Experiencias extrasensoriales

El punto aquí es que estos científicos denominaron a estas apariciones como “experiencias de presencia continua”. Es decir, personas ya muertas que se aparecen de manera involuntaria a sus seres queridos aún vivos. El tema a considerar es que de todas las personas que estudiaron y afirmaron haber visto fantasmas, ninguna de ellas sufría de alguna alteración psicológica o mental. ¡Todos estaban completamente sanos! Así que bueno, al final podemos decir que todo depende del cristal con que se mira. ¿Tú qué opinas?